lunes, 12 de octubre de 2009

VENIR AL MUNDO

Eran las 8 de la tarde, sonó el teléfono. Las contracciones eran ya cada diez minutos y se iba sin pausa al hospital. Cene rápidamente y salí camino del mismo.

Eran las diez y llegue al hospital. No llegue a verla. Había pasado a la sala de dilatación. Nos informaron que estaba con cuatro centímetros y que teníamos para un rato. Dejaron pasar al padre.

Esperamos con impaciencia. Cada vez éramos más familiares en la sala de espera.

A las doce nos informan de nuevo. Ya estaba con seis centímetros de dilatación. Iba a nacer en la festividad de la Comunidad Valenciana.

Los más pequeños se duermen en las sillas mientras esperan el nacimiento de su prima. Ya éramos trece a la espera. Parecíamos de etnia gitana por lo numeroso de los familiares, pero en mi familia somos así. ¡Sempre units! (siempre unidos).

Recuerdo el último parto, otra de mis cuñadas. También toda la familia en la sala de espera. Hacía ya cinco años y ahora de nuevo en la misma situación.

Esta vez era más duro. Pasaba de la media noche y seguíamos esperando. Nadie se mueve. Un agua, un café, una cabezadita, pero sin movernos.

Mujeres gestantes entraban y salían en camas con sus bebes, mientras nosotros seguíamos esperando.

A las dos de la mañana informan de nuevo. Dilatación completa, sólo falta que se encaje el bebe. Parece inminente el parto. Estamos muy cansados e ilusionados.

Las horas se hacen largas, muy largas, interminables. Son las cuatro. No avanza el parto. Quizás se necesite instrumentalizar, es decir, usar ventosa.

Pasan de las cuatro y media y sale el padre. Decepción. No ha nacido. El bebe no quiere bajar y hay que hacer una cesárea. El padre no puede contener las lágrimas de la tensión y el cansancio acumulado. Son muchas horas.

Nadie se mueve. En la sala de espera seguimos los trece y el padre. Los más pequeños se despiertan, preguntan que pasa. Entra el anestesista, los pediatras. Ya falta poco.

A las cinco y doce aparece la matrona con la niña al brazo. La miramos emocionados. Es guapa. Esta bien, muy bien. Al rato la suben a una habitación con el padre. La parturienta esta todavía en quirófano.

Casi a las seis sale la madre hacia la habitación. Esta bien, pero cansada. Han sido más de diez horas.

¡Que bonito! Parece mentira lo emocionante y hermoso que puede ser esperar el nacimiento de un nuevo ser. Un ser pequeño, inocente e indefenso que cambiará para siempre la vida de sus padres.

15 comentarios:

Fiebre dijo...

A mí no me engañas.

Tú te apellidas Reyes o Heredia...juas.

¡Enhorabuena a toda la familia!

Juanjo dijo...

Juancar, me has trasladado a sentir cosas que sentiré (si Dios quiere) en enero, cuando sea papá.

Enhorabuena por la llegada de ese nuevo ser a tu familia.

Un abrazo.

Isabel dijo...

Pues enhorabuena por la sobrinita, ojalá todo le vaya bien en su vida. Por cierto, ¿entrabaís luego todos en la fragoneta sacando los malacatones?, ja, primo, me maten, tantas horas, menos mal que luego la mama nos hace una berza gitana.
Un beso de esta paya.

Lourdes dijo...

Jo, si creo que hemos vivido todos el parto, no?
Parecía que estaba allí contigo, ofú!
jejejeje

Un beso y enhorabuena!!

Montse dijo...

Qué gozada saber que tienes toda la familia unida cuando estás en un hospital, sea para lo que sea.

Enhorabuena tío Juancar.

Besitossssss

mar dijo...

¡Que bonito lo has contado! en mi familia somos así, si hay cualquier acontecimiento bueno o malo parecemos gitanitos todos a esperar juntitos, a veces nos miran raro .

Es una gran alegría que la familia esté unida, disfruta de ello.

¡¡Enhorabuena tío!!y feliz semana, besitos.

ILUSION dijo...

Felicidades a la familia!!!yo tb pasé hace varios dias por esa emocionate y linda espera para conocer a mi nieta!!!!!
Besitos Juancar!!!!

Pharpe dijo...

Muchas felicidades!!!! Dan ganas incluso de experimentar esto en primera persona algún día, aunque de momento me esperaré a tener con quién y que nos cuente su aventura Juanjo. Saludos Juancar

Adrisol dijo...

felicitaciones,amigo!!
me alegra que la familia esté unida para recibir una alegría!!

gracias por compartirla..

un abrazo

Ana dijo...

Enhorabuena...

Muchos besitos Juancar.

Vane dijo...

Enhorabuena por este nuevo miembro en la familia!
la verdad es que es algo muy bonito eso de esperar, los nervios y cuando al fin ves que llega y todo ha salido bien!
Besitos

Juancar dijo...

Muchas gracias a tod@s!!!!

Lo cierto es que es un momento inolvidable, y más para los padres.

Juanjo dijo...

Tienes un pequeño guiño en mi post de hoy:

http://juanjoyraquel.blogspot.com/2009/10/no-llames-al-tecnico-lo-arreglo-yo.html

Si te apetece, allí te espero.

José Manuel Beltrán dijo...

Felicidades a los padre y.... a toda la familia.

Un abrazo, ciudadano.

Esther dijo...

Jo que bonito! mi enhorabuena a sus padres. Por cierto ¿tu que grado de familiaridad tienes con la niña? eres tio? besitos

 
Copyright 2009 A LA LUNA DE VALENCIA. Powered by Blogger Blogger Templates create by Deluxe Templates. WP by Masterplan