domingo, 7 de junio de 2009

HOTEL,DULCE HOTEL

Tras pasar unos días de trabajo en Zaragoza he vuelto, y lo primero que he hecho nada más llegar es abrir mi blog e intentar ponerme al día. Me moría de ganas de volver a escribir. Son muchas las ideas que me vienen a la cabeza, las elecciones europeas, el Airbus siniestrado, las fotos de Berlusconi,...pero me limitare a contar una anécdota que me ha pasado.

Al llegar a Zaragoza el miércoles noche fui directamente a mi hotel. El día era caluroso, a las 22 horas los termómetros marcaban 30ºC , insoportable. La habitación estaba caliente, puse el aire y me fui a cenar. Al volver comprobe que no se había enfriado, pensé que como al sacar la llave se apaga el aire acondicionado, no había habido tiempo para que se enfriara. La noche fue calurosa y a pesar de poner el termostato a 15ºC, sentía calor,aquello tiraba aire a temperatura ambiente.No pegue ojo. Por la mañana lo comente en recepción y me dijeron que a lo largo del día pasaría el encargado de mantenimiento.

Pase el día fuera,de trabajo y al volver comprobe que el aire seguía sin funcionar, a pesar que el técnico había dejado un cartón en el lugar de la llave para que no se parara. Tras hablar de nuevo con recepción, me comentan que el mismo ha sido instalado hace tan sólo una semana y quizás haya algún problema en la planta que estoy alojado pues han recibido varias quejas. No quedan habitaciones vacías,pero por la mañana me pasaran a otra habitación. Pase mejor la noche,pues había disminuido la temperatura, pero aún así con bastante calor

Por la mañana deje las maletas preparadas para que me cambiaran de habitación y me fui. Al volver a media tarde me indicaron mi nueva habitación. Nada más abrir la puerta una ráfaga de aire frío me vino a la cara, ¡que gusto! pensé, si que funciona el aire. Habían dejado de nuevo un cartón en el lugar de la llave para que no dejara de funcionar y por eso se notaba. Encendí la luz y...¡Dios mio! el suelo lleno de agua, que caía de la rejilla del aire acondicionado y que había empapado mi maleta.

Volví a llamar a recepción. Mire soy el que me cambiaron de habitación esta mañana y ahora...Le cuento el problema y me dicen que envian a un técnico inmediatamente. Entre tanto dos señoritas del servicio de habitaciones que estaban en la habitación contigua y les había comentado lo sucedido,me indicaron que me fuera con ellas a otra habitación libre. Mientras salia cargado con las maletas, llego el técnico con una escalera y me comenta que es un problema de que al montar los desagües le han dado una inclinación inversa y en lugar de ir al colector el agua cae hacia la rejilla y al llenarse gotea. Comenta que lo arregla en cinco minutos y que si quiero me puedo quedar en la habitación. De nuevo maletas para dentro. Salgo a cenar.

Al regresar,¡eureka! habitación fresca y sin goteras,perfecto. Me acuesto y duermo como hacia días no había hecho. Al despertarme, voy al baño, me quito el pijama y voy directo a la ducha. Cuando abro el grifo de agua, ¡horror! no sale más que un hilito de agua. Pruebo el agua del lavabo y bidé y sale agua bien. Vuelvo a llamar a recepción,ahora más calentito. Me mandan una persona inmediatamente. Tras comprobar el grifo de la ducha,me dice: "No va",¡coño! eso ya lo se, sino porque he llamado. Me dice que en pocos minutos me da otra habitación, a ser posible en la misma planta para evitar más molestias. Hay estoy yo, enrollado con una toalla cagandome en todo. Me visto sin ducharme, preparo maletas y me voy a la nueva habitación. Una vez allí me ducho. Parece que todo esta corecto.

Lo mejor fue al bajar a desayunar. La señorita me pregunta el número de habitación y no puedo evitar sonreír y decir, ¿cual?,¿la de entrada,la de anoche o la de ahora?, le comento que en apenas en tres noches he habitado en otras tantas habitaciones. La mujer saca una hoja de su libreta y se toma nota de los tres números.

Como veis no he tenido tiempo de aburrirme. No diré el nombre del hotel por no hacer propaganda negativa, pero si diré que no era una pensión sino un hotel de cinco estrellas.

Como dice el bueno de Joaquín Sabina en su canción pero cambiando los adjetivos: Hotel triste hotel, hogar dulce hogar.

15 comentarios:

José Manuel Beltrán dijo...

Pues querido Juancar, yo si te invito a decir el nombre del hotel. De esta forma sabremos todos a que atenernos.
Un abrazo, ciudadano. Espero que a tu vuelta, en tu casita, funcione todooooooo. jajaja

Adrisol dijo...

cuántas cosas te han pasado!!!!!!!!!!!!!
al menos no lo vas a recomendar ni irás nunca más.......

un abrazo

Lourdes dijo...

Joé, qué amenos son tus viajes de trabajo, no?
En el hotel, la juerga padre, ya veo... Que pa ser de 5 estrellas, no veas.
En fin, que bueno, que ya has vuelto a casa, no? Pues ale, a descansar..
jej

Besos, Juancar!

Pharpe dijo...

Desde luego yo sí me gustaría saber cual es porque un 5 estrellas así no debería tener ni 2 ...

Por cierto para alegrarte de la anécdota pues otro premio alá, que estoy en plan generoso, Premios Recibidos

Saludos amigo Juancar

Esther dijo...

joo pobrecillo te han debido ver cara de buenazo y dirían este aguantará todo como el pan bimbo ese y te han metido en la habitación de los horrores jajaja.

Espero que tu próxima experiencia hotelera sea mejor y te traten como un rey . besitos

Marta dijo...

Que bueno Juancar! seguro que algunas de las 5 estrellas estaban pegadas con superglu jejeje

Un abrazote!

Mandrágora dijo...

Bueno, querido Juancar, según las leyes de Murphy si algo tiene que ir mal, irá peor.... o sea, que has demostrado con creces la ley. En pocos días tengo que ir a Zaragoza, estoy cruzando los dedos para que mi hotel no sea tu hotel. Y si es así, les daré recuerdos de tu parte, o lo que es lo mismo del peregrino de las habitaciones, jijiji...

Un beso!
Su

Carmen dijo...

Seguro que nunca se te va a olvidar ese viajecito de trabajo jajajaja

Como en casa, en ningún sitio.

Un besito amigo y bienvenido

Vane dijo...

bueno, bueno.. ya veo que no te has aburrido nada en estos días, entre trabajar y cambiar de habitación...
Besitos

Nuria Gonzalez dijo...

JO JO Cuéntanos, ¿¿ el nombre del hotel por favor ?? jeje.
Con lo bien que se está en casita ehhhhhhhh

Besitos

VERÓNICA MARSÁ dijo...

Hombre, Juancar. Eso se llama viajar pos España. Cuando estaba de becaria en Atenas, la residencia de estudiantes era un hotel bastante cutre pero gratis para los estudiantes, así que no teníamos queja... pero los turistas que pagaban era otra cosa. Un día llegaron unos pijos de un campo de golf sevillano y estuvieron toda la noche sin dormir, llamaron a la policía turística, montaron una asamblea en recepción y un show a voz en grito... motivo? un pelo en una sábana. Yo creo quedeberíamos decirles que se fueran a ese hotel de Zaragoza, verías tú si dormían agusto quitando el pelo.
Un abrazo.

Juancar dijo...

José manuel En casa todo perfecto. El nombre es lo de menos, igual es una casualidad, quizás d eun caso entre un millón me ha tocado a mi,podia haber sido la loteria,je,je

Un abrazo

Adrisol Movidita la semana.

Un beso

Lourdes oye, que es la primera vez que me pasa una cosa así,en general mis viajes my tranquilos.

Un besito

Pharpe Estas que te sales,tanto darme premos, los tendre que repartir...

Un abrazo

Esther La verdad que generalmente me tratan como un rey,pero no creas que tengo cara de buenazo.jeje

Un beso

Marta En eso no había caido,quizás fuera eso.
Un besote

Mandrágora je,je es cierto, he experimentado en mis carnes la ley de Murphy, y es verdad que se cumple.

Ya me diras tu experiencia en la ciudad, creo que ese es mi mote en la zona,je,je

Un beso

Carmen Tu lo has dicho,como en casa en ningún sitio, y es cierto como la vida misma.

Gracias y besitos

Vane Tengo el sindrome de la maleta, tanto hacer y deshacer, e ir de una habitación a otra, si fuera un friqui cogeria la baja por esta extraña enfermedad,je,je

Un besito

Nuria Es lo de menos,supongo que podia haberme pasado en cualquier otro.o eso quiero pensar,je,je

Un beso

Verónica La verdad es que yo no me fije en si habian pelos o no,eso era scundaro comparado con lo otro...jeje

Un besito

Anabel Botella dijo...

Qué horror, Juancar. Eso tiene que ser horrible, y más si es de cinco estrellas. Creo que yo no hubiera aguantado tanto.
Saludos desde La ventana de los sueños.

Isabel dijo...

Mejor te compras una caravana de esas, porque vaya odisea. Yo en Zaragoza siempre duermo a pierna suelta.... en casa de mis tios, al ladito del Pilar. Un beso

Juancar dijo...

Anabel la verdad fue una experiencia "inolvidable",aunque no pasa de ser una mera anecdota.

Un beso

Isabel Vaya morro!! Tu como el refrán, amigos (en este caso familia) hasta en el infierno.

Un besote

 
Copyright 2009 A LA LUNA DE VALENCIA. Powered by Blogger Blogger Templates create by Deluxe Templates. WP by Masterplan