miércoles, 16 de marzo de 2011

Unos se van y otros se juegan la vida por Japón

Muchos periodistas han decidido abandonar Japón.Los hay veteranos de una docena de guerras, recién llegados de las revoluciones de Oriente Medio o quienes han cubierto cinco grandes terremotos y dos tsunamis.

Pero nadie ha vivido una situación así. La crisis nuclear en Japón parece seguir fuera de control. La radicación ni se ve ni se huele. Puede estar o no estar. Y es esa incertidumbre lo que ha hecho perder los nervios incluso a los más experimentados reporteros.

Mientras, EEUU ordena a sus militares que no se acerquen a la central de Fukishima y la UE recomienda que se analicen los alimentos procedentes de Japón.

Por otra parte, de los 800 empleados de la central que estaban intentando enfriar los reactores solo quedan 50 héroes anónimos en una lucha titánica por paliar una tragedia que se antoja ya irreversible.

Es una situación insostenible y todo el que puede,generalmente extranjeros que no están unidos por ningún lazo afectivo al país,se intentan marchar a la desesperada, mientras que millones de japoneses aparentan tranquilidad y luchar por solucionar la situación.

Como ha dicho Keijiro Matsushima, un superviviente de 82 años de Hiroshima: “Esto es como la tercera bomba atómica sobre Japón. La diferencia es que esta vez lo hemos hecho nosotros mismos”.

7 comentarios:

Mónica dijo...

Ya me gustaría a mi saber tomarme las cosas a "la japonesa"...Yo no podría ir a currar, a la compra, al cine, como si tal cosa!!!!Y a ellos, los ves por la tele, y es alucinante...Ni se inmutan... Pero yo, si estuviera en Japón, me iría corriendo!!!!Y no me llegarían las piernas para correr...Un besazo Juancar

Lourdes dijo...

Ése es el carácter japonés. Calma y resignación. ¡Qué templanza, joé!



Besos, Juancar!

Titajú dijo...

¿Y cómo se puede vivir así? tienes que seguir. Cuando fue la amenaza del ¿ántrax, se llamaba? En USA, me comentaba una amiga que, después de los dos primeros días de psicosis, tienes que seguir viviendo. El cuerpo humano no puede vivir con ese estrés: tienes que comer, dormir, seguir.
Es el instinto de supervivencia, y lo tenemos todos.

Vane dijo...

Menuda situación que está viviendo Japón, ahora más que nunca debemos de estar con el pueblo japonés!
besines

Magaly dijo...

verdaderos heroes los que siguen luchando por que no hayan mas desgracias en Japon. que Dios les de la sabiduria necesaria para que puedan lograrlo. Dios los bendiga.

La crisis nuclear en japon parece no parar pero alli estan esos valientes 50 expertos en querer enfriar esto. Dios es tan grande y misericordioso que va a permitir que lo logren.
Magy
......

sara leon dijo...

Grande es la lección que tenemos que aprender de esta situación,mas grande la reflexón y el nuevo giro que debe tomar el mundo.
un saludo

Juancar dijo...

Mónica Es increible la tranquilidad de esta gente,debe ir con los genes,en fin...

Yo me voy corriendo contigo Moni!!!

Un besin!

Lourdes Eso digo yo,que templanza, y que buena gente.

Besitos Lou!!

Titajú Es verdad eso que dices,a veces uno dice yo no podría vivir a si,pero ante situaciones límite se sacan fuerzas de flaqueza.

Besos!

Vane Me apunto a esa opción,todos con el pueblo japones.

Besines!

Magaly Que así sea!

Sara leon Una gran lección sin duda y como dices no debe pasar en vano,hay que aprender de ella,TODOS!

Saludos!

 
Copyright 2009 A LA LUNA DE VALENCIA. Powered by Blogger Blogger Templates create by Deluxe Templates. WP by Masterplan