lunes, 27 de diciembre de 2010

Extensión islamista radical

Dice la editorial del abc:

"La extensión en España de las redes más integristas del islam no es un mensaje alarmista, sino una realidad constatada por los servicios de información del Estado, que se apoyan en datos objetivos sobre la actividad de, entre otros, los grupos salafistas. El salafismo es una corriente del islam que predica una aplicación estricta de las reglas del Corán. Es el movimiento islámico al que se adscribe Al Qaida y en el que esta organización terrorista inserta su objetivo de restaurar el califato en todos los territorios donde alguna vez hubo presencia islámica, como España, identificada como Al Ándalus en todos los escritos incendiarios de Bin Laden y sus secuaces. El seguimiento de los servicios de inteligencia a los grupos salafistas instalados en España ha permitido comprobar un incremento de su actividad, en concreto del número de asambleas, que han pasado de una en 2008 a diez en este año, en diversas localidades de España. Esta ampliación de su campo de acción a todo el territorio nacional demuestra un refuerzo de sus circuitos de captación y financiación, en grado suficiente para potenciar la «yihad» en nuestro país y fuera de él. La investigación sobre el atentado del 11-M puso de manifiesto que España era una base de reclutamiento de terroristas para su exportación a Irak y ahora es una plataforma privilegiada para sus actividades «logísticas» en Europa. El crecimiento de este movimiento salafista en España coincide con la ocupación de amplias zonas del desierto del Sahara por parte de Al Qaida en el Magreb Islámico, la sucursal terrorista de Bin Laden que acosa el norte de África y, en consecuencia, el sur de Europa. El Sahara, en palabras de Rubalcaba, es la principal amenaza para España.

La labor de inteligencia es fundamental para desarticular la actividad terrorista de estos grupos. El problema de los gobiernos occidentales es que los actos conspirativos previos aparentan actos lícitos de reunión y asociación, por lo que resulta muy complejo conseguir sentencias de condena por actos terroristas concretos, quedándose la mayoría de ellas en condenas por pertenencia a organización terrorista o por delitos comunes. Es evidente que ha de aumentarse la presión sobre las redes islamistas más extremas, refugiadas en los beneficios de la democracia y que generan personajes tan siniestros como el iman de Lérida, promotor de una «policía religiosa» que debe ser perseguida. La tolerancia democrática no tiene nada que ver con la indefensión de la sociedad."

Digo yo:

En efecto, el grave problema que tenemos en nuestra sociedad es que la tolerancia democrática lleva a estos terroristas a tener verdaderos paraísos donde campan a sus anchas, donde pueden construir mezquitas, divulgar sus mensajes radicales, reclutar,entrenar y formar adictos a la causa y todo ello sin que nadie les pueda ni toser.

El problema se agrava aún más si cabe en nuestro país por dos motivos principales: la cercanía al continente africano que nos hace como nexo de unión del islam con occidente y por otra parte la ausencia de una legislación de la inmigración conforme a los tiempos que estamos.

Más de una vez he comentado que me gustaría saber que pasaría si fuese al revés, miles de occidentales en un país islámico construyendo iglesias, sembrando cristianismo...¿ a ver que pasaría? Pues a buen seguro los condenarían, expulsarían del país o los lapidarían como males menores y eso sin hacer nada de apología del terrorismo,que en ese caso no duraban ni dos minutos en dicho territorio.

5 comentarios:

Lourdes dijo...

Es que, como somos un país de tolerantes (y gilipollas), luego pasa lo que pasa.

Perdona, Juancar, que es que estas cosas me enervan un poco...


Besos!

El dinosaurio dijo...

FELIZ NAVIDAD Y UN PRÓSPERO 2011.

Titajú dijo...

Son de traca, los políticos, porque en este pobre país toda morralla está permitida en aras de la libertad.
Ya lo pagarán nuestras hijas, cuando acaben con burkha.

Isabel dijo...

Pues si Juancar, cada vez que veo una mezquita me pongo de mal humor, porque no me gusta ninguna religión, pero la de los musulmanes, menos que ninguna, pues es un insulto a las mujeres, a los derechos humanos y a la inteligencia en general, pero lo que dices al final de que pasaría si los cristianos se fuesen a poner cruces en otros paises, no estoy de acuerdo, porque se han tirao años poniendo iglesias, evangelizando y mintiendo a africanos, asiáticos, sudamericanos, y a inocentes en general, a los que además de mentir, les aconsejan que no usen condón porque no es cristiano.
Un beso

Juancar dijo...

gIsabel Estas equivocada Isabel,una cosa es predicar en paises que no hay arraigado un fundamentalismo islámico que es obvio que no pasa nada,en sudamerica igual que en España pueden predicar cualquier religión y no pasa nada, pero yo me refiero a paises islamistas,alli pasa esto: http://www.abc.es/20101229/internacional/abcp-convertis-islam-secuestramos-vuestros-20101229.html (publicado hoy mismo).

 
Copyright 2009 A LA LUNA DE VALENCIA. Powered by Blogger Blogger Templates create by Deluxe Templates. WP by Masterplan