viernes, 17 de diciembre de 2010

La obesidad perjudica la muerte

Resulta que la obesidad no es solo un problema de salud sino que también lo es después de morir. Siempre hemos pensado que el estar gordos puede ocasionarnos distintas enfermedades que pueden hacer que nuestra vida en este mundo se acorte más de lo que nos gustaría,pero lo que nunca imaginábamos es que la obesidad también puede ocasionar molestias después de muertos.

En una ciudad de nueva Zelanda la población esta aumentando tanto de peso que las funerarias tienen un verdadero crebadero de cabeza,pues los ataudes más amplios no caben en los nichos de los crematorios.

Esto ha obligado a que muchas familias tengan que comprarse tumbas en los cementerios,al no poder ser incinerados. Aún así los féretros de gran tamaño no caben en el hueco habitual, por lo que tiene que ser enterrados en los extremos de las filas del cementerio para no derribar otras tumbas. Incluso,los más pudientes, compran o alquilan dos espacios juntos para que pueden ser "cómodamente" enterrados.

En estos tiempos de lucha contra la anorexia que se evita que las modelos sean excesivamente delgadas, en algunas pasarelas se fijan unas tallas mínimas para desfilar,que gusta y se busca que las mujeres tengan ciertas curvas e incluso "michelines" para algunos anuncios publicitarios,pues mire usted por donde que el estar gordos también es un problema, cosa que ya era obvio en vida,pero no despues.

Este va ser un motivo más que añadir a la constante persecución que sufren los gordos. O sea, que no se puede estar gordo ni para vivir ni para morirse, ¡vaya por Dios!

4 comentarios:

Leticia dijo...

Uy, eso no lo habia pensado joder!!
Un besazo!!

Mónica dijo...

Lo que es la vida, mi maridito, tiene adherida al cuerpo una barriga bastante considerable...y yo de coña, muchas veces le digo que no va a cerrar el ataud!!!!Y ahora resulta que va a ser verdad!!!!Jo-pe!!!! Si me lee me mata!!!!!Un beso Juancar

Lourdes dijo...

Joé, qué fuerte! Y dicho así, es que es verdad...


Besos, Juancar!!

Titajú dijo...

¿Y si los cortan a rodajitas? Lo digo porque la carne troceada cabe mejor en la nevera que a trozos, y una vez muerto ya es igual.
Y que conste que está dicho desde el más profundo de los respetos.

 
Copyright 2009 A LA LUNA DE VALENCIA. Powered by Blogger Blogger Templates create by Deluxe Templates. WP by Masterplan