martes, 13 de septiembre de 2011

¿Tienes nomofobia?

El término nomobobia proviene de la expresión en inglés ‘no-mobile’ (sin teléfono), y sirve para explicar el miedo irracional que sienten algunos usuarios cuando salen a la calle sin su móvil.

En realidad estos síntomas se pueden presentar cuando los usuarios olvidan el móvil en sus casas, les queda poca batería o se encuentran en un área que tiene poca cobertura o mala señal. Los más propensos a sufrir de nomofobia son los que tienen teléfonos inteligentes.

Según un estudio realizado por expertos españoles, el 53% de los usuarios de teléfonos celulares sufre de esta fobia, cuyos síntomas son ansiedad, inestabilidad, agresividad y dificultad para concentrarse.

De todos modos creo que todos los que tenemos móvil, o sea prácticamente todos, tenemos o hemos tenido en alguna ocasión esa sensación cuando se te ha olvidado el móvil en tu casa o si te has quedado sin batería. Piensas que no estas conectado al mundo, que te puede llamar alguien y no contestar y aunque no llegar a tener esa angustia vital que caracteriza la enfermedad si que te agobias un poco.

En realidad si miramos hacia atrás vemos que nos hemos vuelto gilipollas, pues hace apenas 15 años casi nadie tenia móvil y no pasaba nada. Salíamos a la calle tranquilos sin el estrés de que no te puedan localizar, te ibas de viaje la mar de bien e incluso salías por la noche de fiesta sin tener que preocuparte de estar conectado a nada más que a la barra del bar.

Creo que esta sociedad moderna nos hace más tiquismiquis en todos los aspectos. ¿Qué piensas? ¿ Has tenido esta sensación alguna vez que has salido sin móvil?

3 comentarios:

Lourdes dijo...

Pues la verdad es que yo no tengo esa sensación. De hecho, mi móvil y yo nos llevamos más que regular. La mayoría del tiempo está en un cajón de mi mesa.
Claro, es que tampoco me llama nadie. De una vez para otra, se me olvida la melodía que tiene cuando suena, así que, imagínate.
jajajajaaja

Vamos, que nomófoba no soy. ;)


Besossss!!!

Titajú dijo...

Tengo un móvil magnífico y estupendo (que me pasó mi también Estupendo marido cuando él se pasó a un Sansung Galaxy nosequé) y que aborrezco con toda mi alma.
Lo odio, y siempre lo pongo encima de la mesa cuando estoy en una cafetería a ver si cuando me levanto me lo olvido y lo pierdo de vista.
Aborrezco los móviles; aborrezco estar hablando con alguien y que ese alguien esté jugando con el cacharro, mandando correítos varios, sms de esos y contestando llamadas, me parece de muy mal gusto.
Yo era más feliz con mi nokia de hace diez años, y mucho más feliz cuando no había móviles, son un auténtico estorbo.
Así que creo que no, que no tengo esa fobia.

Vane dijo...

Pues he de confesar que muchas veces he sentido esa sensación, y a veces no entiendo como podía vivir antes de que el móvil llegase a mi vida! jajajaj
besines

 
Copyright 2009 A LA LUNA DE VALENCIA. Powered by Blogger Blogger Templates create by Deluxe Templates. WP by Masterplan