domingo, 8 de agosto de 2010

¡Malditas hormigas!

Nunca os ha pasado eso de llegar a casa a la hora de comer, entrar en la cocina, abrir un armario para coger algo y… ¡sorpresa! Hormigas. Parece que no son muchas. Bueno es lo que pasa cuando estas en el campo, al menos es lo que digo siempre, todo tiene sus ventajas y sus inconvenientes.

En fin, paciencia. Saco lo que hay en el armario: patatas, cebollas,...me doy cuenta que es el pan el que esta infectado de hormiguitas. Todo a la basura y pulverizo con flit el armario vacío. Me dispongo a comenzar a hacer la comida. Luego limpiare los cadáveres ,y pondré todo en el armario de nuevo.

Me pongo manos a la obra que hay buena hambre y cuando voy a un armario de los altos a coger el pimentón rojo, veo más hormigas. Aquí hay bastantes. Comienzo a sacar cosas y pienso aquí no hay comida para que acudan, tiene que ser al azucarero. Lo saco, lo abro y…¡uff! Qué asco, repleto. Todo el azúcar a la basura y el azucarero a la pila.

Poco a poco voy descubriendo que andan más sueltas por la cocina, incluso la jarra de agua de la cafetera Nespresso tiene hormigas. Paciencia, no queda otra.

Termino la comida. A limpiarlo todo. Pulverizar bien e intentar buscar por donde entran. Estando en el campo es imposible, pueden venir por cualquier parte. Por lo tanto, lo mejor acercarme a una droguería (esas tiendas que quedan pocas y que venden todo para limpieza del hogar) y comprar algo bueno para las hormigas, para matarlas claro.

Son una especia de trampas, que según parece entran ,comen y van al hormiguero donde llevan el veneno y a partir del quinto día van palmando todas. Bueno hoy es el segundo día, esperemos que sea verdad. Sigue habiendo alguna hormiguita aislada, en el sitio más inesperado de la cocina,pero máas bien escasas.

He emprendido la batalla frente a las hormigas, esos seres pequeños pero que son tantas que pueden vencerte fácilmente y encima algún espabilao se dedica a hacer películas animadas con ellas de protagonistas, ¡hay Dios mío! No vuelvo a ver una peli de hormigas

Espero salir vencedor. Ya os iré contando.

6 comentarios:

Letizio Pantoja dijo...

Hola ola

Te he descubierto por el concurso de 20 Blogs..Te deseo mucha suerte..
Si gustas te invito a votarme en la categoría Cine televisión.

te espero cuando quieras por mi bitácora.

Saludos
Letizio pantoja

Las cestitas de Mar dijo...

Ayyyy Juancar, que yo también he tenido hormigas en la despensa, las jodías se resisten a todo, ni vinagre ni lejia, ni na de ná, compre las trampas, las mías son verdes, no sé como serán las tuyas y la verdad es que parece que no he vuelto a verlas, tocaré madera porque la madre que las parió cuando parece que ya se terminaron vuelves a ver alguna por algún lado, llevo ya casi 20 días sin ver ninguna así que ten fé, jaja.

¡¡Feliz semana!!, besitos.

FERNANDO SANCHEZ POSTIGO dijo...

Son animales molestos en casa, pero bonitos de ver en el campo. Espero que acabes con todas ellas. un abrazo.

Leticia dijo...

jajaja, yo lucho todo el año, por estar en una casa quinta.... Y se me comen lo que yo siembro en la huerta!! Como las odio!!! Y no hay veneno que las mate, cuando el lugar esta lleno!!!
Pero a mi casa no entran.... Les puse un veneno en todo el perimetro, jiji.
El tema es.... Que con la lluvia el veneno ya no tiene efecto!!
Un besazo!!

Mónica dijo...

Nosotros en casa de mis padres(en el campo) también las tenemos, y no hay manera de deshacerse de ellas. Mi papi, incluso al descubrir sus casas, les echa disolvente y les planta fuego, y ni con esas...Siempre vuelven!!!! Ojalá tengas suerte y te desaparezcan por completo. Esperamos noticias!!!! Un beso Juancar

Juancar dijo...

Gracias a todos por contarme vuestra experiencia con las hormigas,parece ser que no soy el único.

Bs

 
Copyright 2009 A LA LUNA DE VALENCIA. Powered by Blogger Blogger Templates create by Deluxe Templates. WP by Masterplan